Viviendo el cine con la OSPA en el Centro Niemeyer

  • OSPA (1)
  • OSPA (2)
  • OSPA (4)
  • OSPA (6)
  • OSPA (7)
  • OSPA (8)
  • OSPA (9)
  • OSPA (10)
  • OSPA (11)
  • OSPA (12)
  • OSPA (13)
  • OSPA (14)
  • OSPA (15)
  • OSPA (16)
  • OSPA (17)
  • OSPA
  • OSPA

Tiburón, E.T. El Extraterrestre, Superman, Indiana Jones, Parque Jurásico, La lista de Schindler… ¿Qué tienen todas estas películas en común? Pues, entre otras muchas cosas, que sus bandas sonoras han sido compuestas por uno de los maestros que ha dedicado su vida a poner música a grandes cintas de la historia del cine. Hablamos, cómo no, de John Williams. Y hablamos de él porque, como muchos sabréis, este fin de semana el Centro Niemeyer de Avilés ha acogido los dos conciertos en homenaje a este compositor que la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias le ha dedicado bajo el título ‘Varitas y estrellas’.

¿Y por qué ‘Varitas y estrellas’, os preguntaréis? La respuesta es sencilla: ‘Varitas’ por la primera parte del concierto, dedicado a la Banda Sonora de Harry Potter y la pieda filosofal, y estrellas por la segunda parte centrada en Star Wars. Y allí nos teníais, volando como Harry Potter en su escoba en un partido de Quidditch o sintiendo la llegada de Darth Vader al son de la siempre tremenda Marcha Imperial. Parece mentira lo que puede lograr una melodía más o menos conocida: transportarte por encima de tu cómodo asiento rojizo del Niemeyer y volver a introducirte en la emoción que sentiste la primera vez que viste La Guerra de las Galaxias y escuchaste esa inolvidable sintonía.

Lleno hasta la bandera

Fueron, como decimos, dos días de concierto; dos veces en las que el auditorio del Niemeyer se encontró repleto de gente de todas las edades deseosa de asistir a un espectáculo, por desgracia, poco habitual y que sin embargo atrae a un público muchísimo más variado del que suele ir a escuchar música sinfónica normalmente. Desde niños -algunos, tal vez, demasiado pequeños- hasta adultos que peinaban canas y que seguramente llegaron a ver Star Wars el mismo día de su estreno.  Todos disfrutando bajo el mismo techo de la magia de visualizar imágenes con tan solo escuchar unas cuantas melodías. Y todo gracias a los 80 músicos de la OSPA que hicieron esto posible…

¿El resultado? Un éxito irreprochable. Lo único que lamenta la que esto firma fue su duración -una hora se hizo demasiado cortita-  y que no se tocaran otras conocidas bandas sonoras como las de Indiana Jones o Superman, por ejemplo. Esperemos que la OSPA tome buena nota de lo importantes que son estas iniciativas para acercar al espectador medio a este tipo de eventos y que en un futuro no muy lejano vuelvan a sacar otro espectáculo similar. Y como bien dijo el director de la orquesta, Oliver Díaz: “Que la Fuerza de la OSPA os acompañe…”

Os dejamos a continuación con la galería de fotos realizadas por Mario Tirado del concierto del pasado viernes y del concurso de disfraces posterior:

OSPAOSPA

OSPA OSPA (17) OSPA (16) OSPA (15) OSPA (14) OSPA (13) OSPA (12) OSPA (11) OSPA (10) OSPA (9) OSPA (8) OSPA (7) OSPA (6) OSPA (4) OSPA (2) OSPA (1) OSPA

You may also like...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: